El Ayuntamiento rebaja a prealerta la situación por riesgo de incendios forestales

jueves, 28 de julio de 2022

Las Palmas de Gran Canaria, jueves 28 de julio de 2022.- El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha rebajado hoy, 28 de julio, a las 8.00 horas, la situación por riesgo de incendios forestales de alerta a prealerta, siguiendo las instrucciones de la Dirección General de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias.
La alerta por incendios forestales fue declarada el miércoles 20 de julio en todo el municipio.
El Consistorio activó el Plan de Emergencias Municipal (PEMULPA) para atender cualquier tipo de emergencia que pudiera producirse a causa de esta situación.
La activación de este plan motiva el establecimiento de varias prohibiciones y recomendaciones, para las que se pide la máxima colaboración de toda la ciudadanía.
En este sentido, el Ayuntamiento capitalino recomienda a la población que no tire cerillas, fósforos o colillas, ni cualquier residuo o material combustible susceptible de originar un incendio, como botellas u objetos de cristal.
Por otra parte, se prohíbe encender fuego en los campos de las islas, salvo en las zonas recreativas habilitadas para ello. Se deben respetar en todo momento las precauciones facilitadas por los servicios de emergencia.
En cuanto a la quema de rastrojos, debe ser comunicada, previamente a su realización, a los servicios de prevención de incendios del Cabildo Insular. Es necesario limpiar y desbrozar la maleza en un radio de 2 ó 3 metros alrededor antes de encender el fuego y apagar bien los rescoldos con agua.
Por otro lado, queda establecido que nunca se acampe fuera de las zonas habilitadas para tal fin, especialmente en áreas apartadas de las vías de acceso. En caso de incendio, podrían quedar rodeadas de fuego.
Se solicita que se avise con la mayor celeridad posible al 112 el descubrimiento de un fuego cuando este está iniciándose. Si el fuego avanza rápidamente, es mejor alejarse por las zonas laterales del mismo, siempre en sentido contrario a la dirección del viento. Nunca hay que internarse en barrancos y zonas abruptas ni escapar ladera arriba cuando el viento es ascendente.

Ir arriba