El Cabildo colabora con Telde en la elaboración de la Ordenanza de Árboles Singulares y en su catálogo

El Cabildo de Gran Canaria, a través de su Consejería de Medio Ambiente, colabora con el Ayuntamiento de Telde en la elaboración y culminación de la ordenanza municipal que regulará los árboles singulares y su catálogo, y continúa avanzando así hacia su objetivo de proteger y poner en valor las especies vegetales autóctonas de la Isla.
La consejera de Medio Ambiente, Inés Jiménez, ha asegurado que, hoy, solo un municipio de Gran Canaria tiene aprobado su propio catálogo de árboles singulares. “El segundo en sumarse será Telde, que ya lo tiene muy avanzado, y otros ayuntamientos están muy interesados y ya trabajan en su elaboración”, ha recalcado. “Y eso va a suponer un importante refuerzo al trabajo que estamos haciendo desde el Cabildo de Gran Canaria, para que los árboles que son excepcionales, por sus características especiales y por el valor simbólico que tienen para la Isla y para las y los grancanarios, sean protegidos y se ponga en valor su gran relevancia como monumentos vivos de nuestra tierra y como parte del patrimonio natural grancanario”.
Con ese propósito, “desde el Cabildo, estamos asesorando y acompañando al Ayuntamiento de Telde, como al resto de consistorios, en su propuesta de ordenanza, que ha supuesto un trabajo extraordinario para ellos y a quienes nuestra experiencia previa con el Catálogo Insular de Árboles Singulares les ha sido y les está siendo de gran ayuda”, ha señalado la consejera.
Asimismo, ha indicado que, dentro de los 77 árboles singulares que inicialmente se hallan en el catálogo insular, tres están radicados en Telde: los dragos de La Matanza, Los Arenales y la Palmera de San Juan, lo que supone alrededor de un 3,8% de la cifra global. “Además de esos tres, que son muy singulares, el municipio cuenta con entre siete o diez más que ellos mismos han recogido en su catálogo local, y sobre que les hemos asesorado. Y no descartamos que puedan aparecer otros de los que aún no tenemos información”, ha concluido.
De hecho, la Ordenanza de Árboles Singulares de Telde salió a información pública y ha recibido propuestas de una asociación vecinal, para incorporar nuevos ejemplares singulares a ese catálogo, que se unirán a las 28 especies vegetales de Telde que merecen protección, por su belleza, su forma extraña, su tamaño o el papel simbólico que desempeñan, entre otras características. Los equipos técnicos de ambas instituciones valorarán la idoneidad de estas nuevas propuestas.
Como parte de este proceso, Inés Jiménez y el concejal de Medio Ambiente de Telde, Álvaro Monzón, han visitado estos días varios de los árboles que se incorporarán a los catálogos insular y local.
En concreto, se acercaron a las zonas de Lomo Magullo y Los Arenales, para conocer ejemplares singulares como el drago, la palmera y una encina que se halla en La Colomba.
Álvaro Monzón ha comentado que “la nueva ordenanza trata de regular y promover la puesta en valor del patrimonio vegetal de Telde, en coherencia con el acuerdo plenario del mes de junio de 2020, además de la divulgación, conocimiento, concienciación y conservación de los árboles, de las arboledas monumentales y de las especies singulares que existen en el municipio, así como sancionar las acciones que alteren su protección”.
Así, ha detallado que el trabajo técnico de campo ha reconocido en el municipio 28 especies vegetales que merecen una protección especial, ya sea por su belleza, por haber tomado formas extrañas y únicas, por su tamaño inusual, por haber sido plantados por personajes célebres o por tener un papel simbólico entre la ciudadanía, entre otras características.
Monzón ha incidido en que el trabajo se efectúa en coordinación con la Consejería insular de Medio Ambiente, “con el objetivo de avanzar en la protección del patrimonio, que es tanto de interés local como insular”.

Ir arriba