El Cabildo colabora en la difusión del libro sobre los orígenes del transporte público en la isla

Han transcurrido 50 años desde que en agosto de 1971 la situación del transporte interurbano de viajeros en Gran Canaria era caótica. La prolongada huelga de los trabajadores de la empresa concesionaria de dicho servicio, AICASA, debido al retraso en el abono de sus salarios, obligó no solo a abordar este problema, sino el de la reordenación de los transportes de la isla. Por este motivo, un hecho relevante para un sector estratégico para la isla, que dio inicio a la transformación del transporte insular hasta alumbrar la empresa actual que realiza el servicio de transporte en toda Gran Canaria, motivo por el que el Cabildo divulgará esta historia entre las y los trabajadores de Global.

La huelga se prolongó durante 45 días, desde el 13 de agosto hasta el 27 de septiembre. En una época en la que las huelgas eran castigadas con sanciones por estar prohibidas. Toda esta historia está narrada con detalle por uno de sus protagonistas, quien decidió abordar la etapa histórica de AICASA en un libro titulado ‘Más que una huelga’.

Con el paro los trabajadores consiguieron, además, crear su propia empresa laboral, SALCAI. Todo ello es lo que se explica en la presente obra. La situación a la que se había llegado. Sus causas. El desarrollo de la huelga. Los esfuerzos realizados para alcanzar una solución. Y la fórmula finalmente adoptada. Una crónica elaborada por Fernando Cardenal Alemany, quien en aquellos momentos era inspector de trabajo en su primer destino, Las Palmas de Gran Canaria.

En la actualidad, el transporte interurbano lo realiza –mediante concesión- la empresa Global, entidad que fusionó las empresas Utinsa y Salcai. Utinsa surgió tras el conflicto de AICASA como entidad vertebradora de los entonces llamados ‘piratas’ que actuaban en el transporte público de viajeros provocando la crisis de AICASA. El personal de AICASA pasaría a formar parte de Salcai, una de las primeras sociedades anónimas laborales de las islas y la mayor con este modelo de gestión cooperativo de Canarias.

El libro, presentado esta semana en Gran Canaria, cubre una importante etapa de la historia del transporte público de viajeros por carretera, desde sus orígenes a comienzos del siglo XX, hasta la resolución de los conflictos con la creación de Global. Una laguna histórica que queda perfectamente retratada en esta obra que arranca con el primer viaje de un ómnibus, en 1908, y la aparición de los primeros vehículos: los ‘azules’ y los ‘verdes’, gracias a la iniciativa de emprendedores como la empresa Melián y la Compañía de Automóviles de Gran Canaria.

El índice del libro sintetiza la crónica histórica del transporte en Gran Canaria, dividido en cuatro apartados. El primero está dedicado a los inicios del transporte interurbano en Gran Canaria hasta la década de 1970: Orígenes: los ‘azules’ y los ‘verdes’; Melián y Cía, empresa concesionaria; Periodo de la Guerra Civil y la Posguerra; La Orden de 11 de diciembre de 1948; AICASA, la nueva concesionaria; La Gran Cooperativa; El contrato de cesión del negocio; Se mejoran los servicios… pero no se supera la crisis; Primera huelga: Nuevas negociaciones para buscar una solución; Situación en julio de 1971; Propuestas de AICASA. Un segundo apartado recoge la historia de la huelga de agosto de 1971, ampliamente explicada en 11 capítulos. En la tercera parte del libro, se recogen las gestiones realizadas hacia la solución del problema de la ordenación del transporte, explicado en 13 capítulos. Y un cuarto apartado con diez capítulos sobre la solución definitiva: dos concesiones, que a la larga daría lugar a la empresa Global, que gestiona todo el transporte insular en Gran Canaria.

Ir arriba