El Cabildo homenajea a profesionales de la gestión y el tratamiento de las aguas subterráneas en el Día Mundial del Agua

 

06 abr 2022

Con motivo de la celebración del Día Mundial del Agua, el Cabildo de Gran Canaria ha rendido hoy homenaje a los profesionales que, en sus diferentes ámbitos de actuación, han participado de manera activa en el tratamiento y la gestión de las aguas subterráneas de la Isla, en un acto que se ha celebrado en la Finca El Galeón, en Santa Brígida.

Este año, Naciones Unidas conmemora esta jornada bajo el eslogan ‘Aguas subterráneas, hacer visible lo invisible’ y, por este motivo, el Gobierno de Gran Canaria ha decidido reconocer la labor que desarrollan en esta materia empresarios, gestores, técnico y trabajadores de las administraciones públicas, las universidades y la patronal en pro del aprovechamiento de unos recursos que son fundamentales para la Isla.

El homenaje ha estado encabezado por el presidente de la Corporación grancanaria, Antonio Morales, al que han acompañado el consejero de Sector Primario y Soberanía Alimentaria y vicepresidente del Consejo Insular de Aguas de Gran Canaria (CIAGC), Miguel Hidalgo, el gerente del mismo organismo, Carmelo Santana Delgado, y su responsable de Planificación, José Imar Chirivella.

Así, se he reconocido la labor de Juan José Rodríguez Gil, encargado de Aguas y Cauces del Consejo Insular de Aguas de Gran Canaria; María del Carmen Cabrera Santana, geóloga de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria; el empresarios José Falcón Suárez; Pedro Herminio Santiago Henríquez (Mino), trabajador de la Heredad de Aguas de Arucas y Firgas; Diana Rodríguez Suárez, geóloga de la empresa AT Hidrotecnia; Rafael Peinado Castillo, ingeniero de minas de Consulting Técnico de Minas; y Sebastián Molina Petit, empresario vinculado a la construcción, aprovechamiento y gestión de las aguas subterráneas.

Como ha asegurado Antonio Morales, “Gran Canaria puede proyectar en verde, porque ustedes han plantado esperanza”, al señalar que los homenajeados “representan a los miles de personas que, a lo largo de la historia, han dedicado su vida a garantizar que el agua esté disponible para el consumo de nuestra gente y para el riego de unas plantaciones que en su mayoría eran y son de regadío”.

Ha recordado, asimismo, que las captaciones subterráneas han sido esenciales para la Isla, dado que fueron durante muchos años los caudales imprescindibles para atender las demandas de abasto de la población y para cubrir las necesidades agrícolas, turísticas y de servicios públicos. Y ha detallado que, actualmente, en Gran Canaria, se mantienen en producción entre 1.800 y 2.000 captaciones subterráneas de agua, sobre un total de 3.500 autorizadas o explotadas en algún momento, lo que supone que existe más de una captación en funcionamiento por cada kilómetro cuadrado del territorio insular.

A este respecto, Morales ha puesto en valor la política de generación de recursos alternativos que lidera desde hace más de 20 años el Cabildo, a través del Consejo Insular de Aguas, en un escenario en el que la sobreexplotación de los acuíferos y la reducción de las lluvias han obligado a incrementar la producción industrial procedente de la desalación y la regeneración. “Sin la producción que nos ofrecen las más de 130 desaladoras con que cuenta la Isla, públicas o privadas, y la utilización creciente de aguas depuradas con los mayores niveles de seguridad y calidad, la vida y el progreso de Gran Canaria serían imposibles”, ha aseverado.

Y en este escenario, la gran meta de la Institución insular es avanzar hacia la absoluta seguridad hídrica, “hacia una soberanía que nos permita garantizar la continuidad de nuestra actividad económica, el crecimiento de la producción agrícola modernizada, para aumentar la producción local, y el suministro que requiere la pervivencia de nuestra masa forestal, evitando la desertización de nuestro territorio”, ha manifestado.

Pero, además de a retos, Antonio Morales se ha referido a la oportunidad que ofrece el agua para que Gran Canaria está avanzando hacia la soberanía energética, aprovechando la infraestructura de las presas que han permitido proyectar una central hidroeléctrica de bombeo en Chira y Soria, “que funcionará como gran pila de almacenamiento de energías limpias”, ha afirmado.

“Hoy surge un binomio trascendental, que es el agua y la energía”, ha especificado. De hecho, ha explicado que el agua desalada permitirá llenar las presas, usarla para producir el Salto de Chira que garantizará que más del 50% del consumo eléctrico de la Isla sea con energías limpias y, además, que se disponga de más de 700.000 metros cúbicos de agua para la agricultura de medianías y para la reforestación y prevención de incendios.

“El Consejo Insular de Aguas, junto al resto de áreas del Cabildo implicadas en el desarrollo de la ecoisla, vuelven a jugar un papel fundamental. Y si lo pueden desempeñar es porque, a lo largo de décadas, hombres y mujeres como los que hoy homenajeamos han trabajado, han innovado y han resistido a crisis y dificultades sin rendirse, ha concluido.

Ir arriba