1:55 pm jueves, 21 marzo 2019

Native Flashradio V3

El Cabildo refleja la tradición culinaria de Gran Canaria en el libro Recetas de la Reserva de la Biosfera

El Cabildo refleja la tradición culinaria de Gran Canaria en el libro Recetas de la Reserva de la Biosfera

Las Palmas de Gran Canaria, 12 de diciembre de 2018.- El Cabildo ha editado el libro Recetas de la Reserva de la Biosfera de Gran Canaria con 28 platos tradicionales que recogen los ancestrales conocimientos de las abuelas del lugar y que se convierten en clave del desarrollo sostenible de estas zonas por cuanto promueven el consumo de los productos locales.

Se trata de una iniciativa que recoge el material desarrollado para la Red Española de Reservas de la Biosfera con estos 28 platos que conforman siete menús completos con tapa, primer y segundo plato y postre, uno por cada municipio que compone la Reserva de la Biosfera de Gran Canaria, esto es, de San Mateo, Artenara, Tejeda, Mogán, La Aldea, San Bartolomé de Tirajana y Agaete.

El libro fue presentado por el presidente insular, Antonio Morales, y el consejero de Medio Ambiente, Miguel Ángel Rodríguez, en un emocionante acto que contó con las 28 personas, abuelas y abuelos, que aportaron las recetas, varias de ellas degustadas por el público, que no pudo por menos que chuparse los dedos.

De esta forma, el Cabildo mantiene viva la historia gastronómica de Gran Canaria, en la que las personas son la esencia del pasado, presente y futuro de la identidad de los pueblos, con una acción en la que se han implicado asociaciones de vecinos, grupos locales y personas que han rescatado los sabores originales de la zona y que atesoran los recursos naturales agrícolas, ganaderos, pesqueros de estas zonas.

Sardinas fritas con gofio escaldado, sopa de marisco, ropa vieja de pulpo y arroz con leche de cabra representan a Agaete con un menú de marcado carácter marinero. La gastronomía con productos de Artenara está recogida en el recetario con un menú compuesto de asaduras, potaje de pencas, mojo de cochino y, de postre, el delicioso pellón de Isidrito, reflejo del saber local.

La carne de cabra y ‘tomatiao’ de pescado salado de La Aldea, el sancocho canario, pata asada y macedonia de frutas subtropicales por Mogán, potaje de berros, carajacas y pudín de almendras por San Bartolomé de Tirajana, potaje de coles, carne cochino y frangollo por Tejeda, y el queso frito con mermelada y el potaje de jaramagos de San Mateo completan los siete menús que recogen los sabores de la gastronomía de la Reserva.

Las recetas están pensadas para emplear en ellas ingredientes procedentes de producción local, kilómetro cero, y del comercio del propio municipio y procedentes de las labores de campo sostenible y con especial arraigo histórico al territorio.

La tradición gastronómica de Gran Canaria obedece a una adaptación a los recursos, y tras siglos de tradición, sus platos cuentan su cultura e historia popular.

Por este motivo, la Reserva de la Biosfera de Gran Canaria atesora en sus platos tradicionales una información valiosa que debe ser rescatada y conservada como legado cultural que identifica sus pueblos y sus gentes y, si puede ser, promover que sean cocinados y disfrutados en todos los hogares, ya que la publicación estará disponible próximamente en la página de la Reserva de la Biosfera (http://reserva-biosfera.grancanaria.com).

El Cabildo de Gran Canaria se propone con esta y otras acciones proteger la identidad de estos espacios, donde las actividades humanas se han mantenido en equilibrio con la naturaleza y donde la población ha estado en numerosas ocasiones aislada del desarrollo de masas propio de las grandes ciudades, lo que también ha contribuido a su autenticidad.