El Cabildo y la Fundación Yrichen impulsan la tecnología social como una herramienta de prevención de la exclusión

El Cabildo de Gran Canaria, a través de su Consejería de Desarrollo Económico, Soberanía Energética, Clima y Conocimiento, continúa contribuyendo a la expansión de la tecnología social como herramienta de prevención de la exclusión social en la Isla.  Para ello, la Corporación insular ha concedido dos subvenciones a la Fundación Canaria Yrichen, destinadas a la adquisición de un escáner digital y un equipo informático de última generación, así como a la futura puesta en marcha del ‘hub’ móvil que llevará este aprendizaje a todos los rincones del territorio insular.

El coordinador técnico de la Consejería, Raúl García Brink, ha realizado una visita a la sede de la Fundación, en la que el gerente de la entidad, Juan José Pérez, le ha mostrado los resultados del trabajo que se está realizando con el nuevo equipo, que se lleva a cabo en el marco del proyecto ‘ESCAN’, con el que se fomenta y se da continuidad al desarrollo comunitario de la población a través del buen uso de las nuevas tecnologías, con el fin de evitar tecno-adicciones y de fomentar que la innovación y los recursos TIC se empleen para prevenir, concienciar y tratar problemáticas sociales con colectivos en riesgo de exclusión social y digital.

El nuevo equipo se ha incorporado a las actividades que se desarrollan en El Sótano Makerspaces, un espacio que creó la Fundación en 2018 y que hoy continúa ofreciendo experiencias de aprendizaje e innovaciones, que ayudan a ajustar los contenidos a las necesidades de la población con la que trabaja la entidad. De este modo, se promociona la tecnología social con un triple propósito: concienciar y educar sobre el buen uso de los medios digitales y las tecno-adicciones en general, capacitar a la población en competencias digitales esenciales en nuestros días y promover el desarrollo de productos colaborativos que puedan revertir prosocialmente desde un punto de vista productivo o económico, y combatir la brecha digital desde la mediación y participación intergeneracional a través de las TIC.

Más en concreto, el proyecto ‘ESCAN’ pretende proporcionar accesibilidad y facilidad de una forma cercana al aprendizaje y al buen uso de las nuevas tecnologías, especialmente de las relacionadas con la fabricación digital y el movimiento ‘maker’. Con ello, se persigue favorecer el acercamiento de las personas interesadas en el ámbito de las nuevas tecnologías, a través de formación no reglada; promover la participación activa de la población en acciones grupales que se puedan llevar a cabo en materia preventiva y/o de atención grupal a corto y medio plazo, y crear asociaciones estratégicas con otras entidades regionales orientadas a la innovación, el desarrollo y la tecnología.

Al término de la visita, Raúl García Brink mostró su satisfacción ‘porque, con estas subvenciones, la Fundación ha tenido la oportunidad de mejorar los dispositivos que tiene dentro de su espacio ‘maker’, en el que están realizando una tarea encomiable de innovación social y de la utilización de las tecnologías de la información y la comunicación para luchar contra las adicciones y lograr un uso responsable de las mismas en la población”, sostuvo.

Aseguró, además, que desde su área se va a seguir colaborando con la Fundación Yrichen, “puesto que nos parece muy importante vincular la innovación digital con otro tipo de innovaciones, como las de carácter social, que están basadas en valores que debemos trabajar mucho más, puesto que las tecnologías de la información tienen unos riesgos que hay que prevenir y tratar”, concluyó.

Por su parte, Juan José Pérez manifestó que la ayuda concedida por el Cabildo ha dado a la entidad “una enorme oportunidad de crecer, al permitirnos acceder a unos recursos que, en otro caso, no podríamos obtener. En este caso, a lo que llamamos ‘tecnología social’, que consiste en ofrecer una tecnología de alto nivel a la ciudadanía, sobre todo a quien ya tiene problemas por el mal uso o el uso abusivo de la misma, tanto como un recurso preventivo como de ocio saludable, para lo que les enseñamos a utilizarla de forma social y responsable”, recalcó. “Y, además”, continuó, “posee numerosos usos y particularidades que se llevan a cabo desde la innovación, la economía circular y otra serie de procesos sostenibles que tienen que ver con nuestra apuesta por los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030”.

Hasta este momento, con la nueva herramienta ya se han organizado tres actividades: un taller de escaneado e impresión 3D, una colaboración con el proyecto musical LAJALADA y un curso de formación digital ‘Fabrica-T’ orientado al escaneado facial avanzado.

‘Hub móvil de tecnología social’

El Cabildo apoyará económicamente una nueva iniciativa de Yrichen, dirigida a llevar la tecnología social a todos los rincones de Gran Canaria, con una unidad móvil capacitada para desplegar talleres tecnológicos en cualquier espacio público. Así, con el proyecto ‘Hub móvil de tecnología social’, que arrancará en septiembre, se llegará a municipios y lugares que no disponen de recursos como los espacios ‘maker’, y cuya población se podrá formar a través de talleres acerca del uso social de la tecnología y desarrollar una serie de hábitos saludables en todo lo que tiene que ver con relacionarse con las competencias digitales.

Sus metas son realizar talleres en al menos el 80% de los municipios, para una media de 10 personas, a partir de las temáticas promovidas; acompañar a unos 45 jóvenes y asesorarles sobre el potencial de la tecnología social, como senda de formación y empleo en su futuro; desarrollar un pilotaje de tres procesos de intermediación generacional basados en tres productos o servicios innovadores, y llevar a cabo cinco ideas o proyectos mentorizados, con un informe personalizado sobre su viabilidad.

Ir arriba