El Parlamento pide mejoras en la atención a la salud mental de los jóvenes

Santa Cruz de Tenerife, 23 jun (EFE).- El pleno del Parlamento de Canarias ha acordado este miércoles instar al Gobierno a estudiar los efectos de las restricciones asociadas a la pandemia en la salud mental de los niños y jóvenes y a mejorar la atención sanitaria a un sector de la población en la que han aumentado los cuadros de ansiedad, depresión e incluso los suicidios.

La propuesta ha sido promovida por la diputada de Sí Podemos Canarias María del Río, quien ha llamado la atención sobre la alarma que existe de que la salud mental se convierta en «una cuarta ola de la pandemia».

Es preciso actuar para «no llegar demasiado tarde para evitar consecuencias aún más graves», dijo María del Río, y relató que la población infantil y joven ha visto incrementadas la apatía, el desánimo, la irritabilidad, la ansiedad, el mal humor, los pensamientos negativos, los trastornos alimentarios severos y los suicidios.

La iniciativa parlamentaria fue aprobada por unanimidad, con enmiendas de PP y NC para pedir al Gobierno de España la creación de la especialidad de psiquiatría infantojuvenil.

Entre otras cuestiones, se pide al Gobierno de Canarias que elabore acciones conjuntas con los colegios de psicología de las islas para acabar con la estigmatización de la salud mental, las discriminaciones y desigualdad que sufren las personas con problemas de salud mental y normalizar la atención profesional de las enfermedades mentales y adicciones entre las y los más jóvenes.

Se pide dotación presupuestaria para el desarrollo de un programa que aborde la integración de políticas que mejoren las condiciones de las personas jóvenes, infancia y adolescencia, con problemas de salud mental.

Otra de las peticiones del Parlamento es que el Gobierno canario realice estudios para conocer los escenarios o consecuencias que podrían implicar los cambios sociales producidos por la covid-19 a largo plazo, tanto en la manera de socializar a raíz de las medidas de distanciamiento social, como en la incertidumbre constante.

Otra de las tareas que sugiere el Parlamento al Gobierno de Canarias es estudiar y afrontar las tasas de suicidio y su tendencia al aumento entre los jóvenes, así como fortalecer la atención familiar, escolar y en los entornos donde suceden.

Al Gobierno de España, el Parlamento autonómico le pide que impulse la aprobación de una ley de salud mental, que garantice y mejore la atención pública a la salud mental. EFE

Ir arriba