El proyecto Salto de Chira del Cabildo se convierte en un ejemplo de obtención de energía limpia para el Gobierno de Cuba

 

El proyecto de la Central Hidroeléctrica Chira/Soria del Cabildo de Gran Canaria servirá de base de trabajo y de ejemplo a seguir por el Gobierno de Cuba, para el desarrollo de nuevos sistemas de obtención de energías limpias. Así lo han asegurado los responsables de entidades y organismos cubanos que han conocido hoy con detalle la iniciativa de la Corporación, en la reunión que han mantenido con el presidente insular, Antonio Morales, enmarcada en el Programa de Intercambio de Expertos Cuba- Unión Europea, que gestiona la Fundación Internacional y para Iberoamérica de Administración y Políticas Públicas, Fundación del Sector Público y en el que participa la Institución grancanaria.

En palabras de Digna Eugenia Rodríguez Higuera, responsable de la Dirección Energética del Ministerio de Economía y Planificación de Cuba, “el proyecto Chira-Soria es un proyecto muy integrador y, aunque quizás no podamos aplicarlo tal y como está planteado en Gran Canaria, sí podemos adquirir algunas experiencias, porque somos dos islas con bastantes semejanzas y compartimos el objetivo fundamental de lograr la penetración cada día mayor de las fuentes renovables de energía en nuestra matriz energética”, ha dicho. “Creo que este proyecto es un ejemplo para esa penetración y nos llevamos la experiencia de Gran Canaria, para estudiar la posibilidad de su aplicación”.

El presidente de Gran Canaria, Antonio Morales, por su parte, ha expresado la satisfacción de haber podido intercambiar ideas con los representantes cubanos. “Les hemos explicado las claves del proyecto Salto del Chira, que se enmarca en el Modelo Integral de Desarrollo Sostenible de Gran Canaria, dentro del concepto de ecoisla, y hemos coincidido en que, en territorios aislados como el nuestro y el de ellos, es fundamental garantizar todos aquellos elementos que son necesarios para romper nuestra dependencia del exterior”.

Ha comentado, asimismo, que los técnicos de la Corporación Insular han avanzado con sus homólogos cubanos en el estudio y el análisis de la experiencia de Gran Canaria. “Por supuesto, les he ofrecido toda la colaboración del Cabildo y hemos quedado en seguir trabajando juntos para progresar en los objetivos estratégicos que compartimos y que tienen que ver con el desarrollo turístico, con un modelo de diversificación para las islas y con garantizar la energía, el agua y la soberanía alimentaria por las que tanto peleamos”, ha concluido.

Por su parte, José Ramón Rojo Rodríguez, director general del Instituto de Refrigeración y Climatización de Cuba, ha abundado en la relevancia de la experiencia de Salto de Chira para exportarla a su país. “En Cuba existe un programa hidráulico muy importante, pero no contamos con la disposición de presas en altura que nos permitan obtener grandes saltos de agua. Estamos previendo el desarrollo de fuentes hídricas, para obtener un nivel determinado de generación, pero, aunque nunca tendría la magnitud de Chira-Soria, sí es una importantísima experiencia para nosotros, en la que tendríamos que trabajar”, ha señalado. “Todas estas experiencias de los temas vinculados a la eficiencia energética son de gran importancia para Cuba y agradecemos mucho que el Cabildo nos haya permitido conocerlos en profundidad”.

Cabe indicar que la isla de Cuba tiene un total de 242 presas, de las cuales 162 son para energía hidroeléctrica. Estas centrales suman una potencia total de 72 MW y se encuentran en ejecución o pendiente de adjudicación proyectos que supondrían otros 59 MW adicionales. Por otro lado, está en fase de desarrollo de una central de almacenamiento que produciría 200 MW, la misma potencia de Salto de Chira.

Ir arriba