“Es el momento de que Movelec le dé ese empujón definitivo que necesita la movilidad eléctrica para que en los próximos cuatro o cinco años la norma sea la electrificación frente a la combustión”

El jefe técnico de Autofácil y Evo Magazine, Álvaro Sauras, participa del 7 al 9 de octubre en la sexta edición de Movelec, el Salón del Vehículo Eléctrico de Canarias, con una ponencia bajo el título ‘10 cosas de los eléctricos que no eran como creíamos’.

Antes que nada, ¿tenemos que seguir hablando de la movilidad sostenible como algo futuro o ya está aquí?

La movilidad eléctrica está aquí y es inevitable desde un punto de vista legislativo. Eso significa que no es que las administraciones públicas hayan tenido el capricho, sino que este dictamen va a tener consecuencias y es necesario que se tome conciencia desde las empresas, instituciones y ciudadanos con el cambio climático.

En los seis primeros meses de 2022, Canarias se convirtió en la quinta región a nivel nacional en matriculaciones de vehículos eléctricos o híbridos enchufables. ¿Por qué es una buena idea comprarse un coche eléctrico en Canarias?
Porque Canarias cuenta con el entorno perfecto para la adquisición de un vehículo eléctrico y esto es así porque, primero, en cuanto a recorridos, salvo ocasiones puntuales, no hay desplazamientos en las islas que requieran de una gran autonomía. A casi cualquier persona, diría de hecho que el 90% de los usuarios, le vendría bien cualquier vehículo eléctrico, incluso los que tienen menos autonomía, no teniendo con esto que contar con las versiones de vehículos más caras sino con las intermedias que a lo mejor en la península sí que podrían plantear dudas. Además, otro factor favorecedor es la fiscalidad especial del archipiélago. Con todo esto, si ya los primeros vehículos que aparecieron por el año 2012 encajaban bastante bien, ahora hay una oferta envidiable en versiones más asequibles que se convierten en una razón de peso para optar por un eléctrico en las islas.

¿Cuál sigue siendo la principal barrera para no adquirir un vehículo eléctrico? ¿El precio?

Actualmente creo que el precio ya no debe considerarse la principal barrera para muchas personas, sino que se trata del desconocimiento. El hecho es que aún hay demasiada gente que no sabe que, primero, estos coches les encajan; segundo, que son mejores; tercero, que los precios han bajado sin necesidad de gastarse 50.000 euros y, cuarto, que ya existe un interesante mercado de vehículos de ocasión. Pero, además de todo esto, bajo mi criterio, es una cuestión de que aún no han probado a su conducción. Esto no es una frikada de unos pocos sobre salvar el planeta, la realidad es que se trata de que es un coche mejor para conducir, que no tiene marchas, ni ruidos y sin prácticamente mantenimiento.

En este sentido, una de las principales novedades que trae esta edición de Movelec es la muestra de vehículos de ocasión…

Me parece una idea fantástica. Desde que acudí a la presentación del primer vehículo eléctrico en España había mucha incertidumbre sobre la degradación de las baterías, sobre todo a la hora de comprar un vehículo eléctrico usado. Hasta ahora no se ha podido realizar este ejercicio de estudio porque realmente no existía este mercado. Ahora, en cambio, ya se sabe que la degradación de las baterías es muy lenta por lo que es bastante seguro comprar un vehículo eléctrico usado. En líneas generales, un vehículo eléctrico que cuenta con 8-10 años de vida presenta una degradación inferior a un 10% y, además, no solo eso sino que la curva de degradación va a ser paulatina. A lo largo de esta década, el mercado ya puede considerarse maduro, porque todas aquellas averías que se preveían que podían pasar, han pasado o no.

Con los datos que se conocen hoy en día, ¿cuál es la tendencia que sigue el mercado del automóvil y qué escenario se presenta para los próximos años?

La tendencia que sigue el automóvil actualmente está marcada por las regulaciones de emisiones de CO2 que ha introducido Europa y que, aunque en 2030 no van a estar prohibidos los coches de combustión, sí que van a tener que cumplir unas reducciones de emisiones tan bajas que va a ser difícil su cumplimiento. Por tanto, la norma y la tendencia va a ser el coche eléctrico.

Como participante activo de todas las ediciones de Movelec, ¿cómo analizas el recorrido que ha llevado desde su nacimiento?
Lo primero que hay que tener en cuenta es que cuando comenzó Movelec fue un evento muy valiente, porque estábamos al principio del cambio, cuando todo el mundo desconfiaba del coche eléctrico. Ahora hemos pasado de una fase en la que los innovadores y los visionarios ya han optado por el vehículo eléctrico y entramos en el momento más pragmático, en la que se encuentran todos esos clientes potenciales que van a ver este vehículo como una oportunidad de beneficio propio, echando cuentas y analizando si a ellos les salen los números. Es evidente que el coche eléctrico se está convirtiendo la mejor alternativa como medio de transporte personal y es el momento de que salones como Movelec le den ese empujón definitivo que necesita para que en los próximos 4 o 5 años la norma sea la electrificación frente a la combustión.

Ir arriba