Interceptan nueva ruta que introducía hachís de Marruecos vía Islas Canarias

 

Murcia, 26 ene (EFE).- La Guardia Civil ha detenido a seis narcotraficantes, cinco españoles y un albanés, en una operación iniciada en agosto y que ha puesto al descubierto una nueva ruta de introducción en la península de hachís de Marruecos a través de las Islas Canarias, ha informado este miércoles el instituto armado.

La Operación Aristarco, que dirige el juzgado de instrucción número 2 de Molina de Segura (Murcia), ha llevado a la intervención de más de una tonelada y media de hachís que fue interceptada cuando iba a abandonar Fuerteventura, con destino a la península, oculta en un doble fondo habilitado en un camión cisterna.

Las investigaciones se iniciaron el pasado verano a raíz de la compra de un viejo semirremolque cisterna por un conocido delincuente del municipio murciano de Las Torres de Cotillas, que levantó las sospechas de los agentes por su historial delictivo.

La Guardia Civil averiguó que este hombre había alquilado también una cabeza tractora, a través de la financiación de una empresa alicantina, y que estaba en trámites para trasladar el semirremolque hasta las Islas Canarias sin aparente interés comercial.

La vigilancia del camión llevó a los agentes hasta Motril, en Granada, donde el vehículo fue cargado con una cantidad simbólica de melazas de caña de azúcar, de las que se emplean como abono orgánico, para continuar su ruta hacia territorio insular.

A la vista de su inminente salida, agentes de las comandancias de Murcia y Las Palmas coordinaron los dispositivos para seguir el recorrido del camión cuando llegara a Canarias, y pudieron comprobar que ya en Fuerteventura era esperado por varios hombres, uno de ellos conocido de la Guardia Civil por ser especialista en la fabricación de dobles fondos en todo tipo de vehículos.

Las pesquisas realizadas sobre este sospechoso, también vecino de Las Torres de Cotillas, en Murcia, permitieron averiguar que había creado en esa isla canaria una empresa pantalla, de productos hortofrutícolas, para dar cobertura legal a los envíos de droga.

Horas después de llegar a la isla, el conductor del semirremolque tiró por un barranco la carga de melaza que había transportado desde Granada antes de dirigirse a una nave industrial de Antigua, según la vigilancia a la que fue sometido, y al día siguiente fue interceptado con 1.600 kilos de hachís cuando trataba de abandonar la isla.

Según se desprende de la investigación, se trata de una organización criminal, liderada por dos empresarios del sector del transporte alicantino, que contaban con la colaboración de dos experimentados narcotraficantes.

Se sospecha que algunas de las partidas de estupefacientes tenían como destino final otros países del entorno comunitario, afirma la Guardia Civil.

Con la detención de sus seis miembros como presuntos autores de los delitos contra la salud pública, por tráfico de droga, y de pertenencia a organización criminal, la Guardia Civil da por desmantelada esta organización delictiva.

Los detenidos, la droga, el semirremolque y el resto de efectos incautados, así como las diligencias instruidas, ya han sido puestos a disposición del juzgado de Instrucción número 2 de Molina de Segura (Murcia). EFE

Ir arriba