1:02 am domingo, 27 septiembre 2020

Native Flashradio V3

La Policía Local abre diligencias penales a una mujer por mostrar un certificado médico falso para no llevar la mascarilla

  • La mujer paseaba por la avenida de la playa de Las Alcaravaneras sin llevar mascarilla y se justificó ante la Policía Local con un documento que levantó las sospechas de los agentes
     
  • La responsabilidad penal por inducir a error a un agente utilizando un documento falsificado puede ascender hasta los tres años de prisión


    Las Palmas de Gran Canaria, 16 de septiembre de 2020.- La Policía Local de Las Palmas de Gran Canaria ha abierto diligencias penales a una mujer por mostrar un certificado médico falso para no llevar la mascarilla.  


    Los hechos ocurrieron a las 12:40 horas del pasado sábado en el paseo marítimo de la playa de Las Alcaravaneras, donde la Policía Local había establecido un dispositivo de vigilancia mediante drones para controlar las medidas sanitarias de protección contra la COVID-19. 


    Una mujer de 26 años fue detectada a través del dron mientras paseaba a pie junto a su hija menor de edad sin que ninguna de ellas hiciera uso de la mascarilla de protección, por lo que los agentes policiales se acercaron a la misma para preguntarle por la mascarilla. 


    La mujer sacó entonces una mascarilla de su mochila para dársela a la menor, la cual se puso la misma. Sin embargo, le dijo a los agentes que ella no iba a ponerse la mascarilla porque padecía un problema respiratorio, sacando de la mochila un certificado médico por el cual manifestó que estaba exenta de usarla. 


    Los policías comprobaron entonces el citado documento, encontrando algunos signos que les hicieron dudar acerca de su originalidad, ya que el mismo contenía todos los datos colegiales del médico que lo expedía, pero sin embargo su firma y el sello sanitario se encontraban fotocopiados. 


    Ante tal situación, tomaron fotos del supuesto certificado y permitieron que la mujer continuara su marcha sin la mascarilla, informándole de que realizarían las gestiones oportunas para comprobar la validez del citado documento. 


    Las averiguaciones realizadas posteriormente por la Policía Local sirvieron para comprobar que se trataba de un documento que ha sido subido a internet y se encuentra firmado y sellado por un médico miembro de la asociación Médicos por la verdad, el cual cualquier persona puede descargar e introducir sus datos otorgándole una oficialidad aparente.
     

    Ante tales hechos, la Policía Local capitalina no solo ha cursado la denuncia administrativa contra la mujer por circular por la vía pública sin hacer uso de la mascarilla, sino que ha abierto diligencias penales por un presunto delito de falsedad documental por el que podría enfrentar hasta tres años de prisión. 


    La Policía Local ha querido destacar que la alteración o simulación de un documento oficial con el objetivo de inducir a error a los agentes policiales constituye un delito de falsedad documental y las consecuencias son mucho más graves que el incumplimiento del uso de la mascarilla. 

Related posts