Lanzarote pasa a nivel de alerta 2 ante la mejora de sus indicadores epidemiológicos

 

Tenerife y Gran Canaria continúan en nivel de alerta 4; La Palma, Fuerteventura, La Gomera y El Hierro en nivel 3

Los indicadores de incidencia acumulada mantienen la tendencia descendente y también mejoran los de ocupación hospitalaria, aunque estos últimos no presentan aún la estabilidad suficiente que permita el cambio de nivel, salvo en el caso de Lanzarote

Cerca del 60% de las personas ingresadas en UCI no ha recibido la pauta de vacunación completa, un porcentaje alto si tenemos en cuenta que sólo el 17,7 por ciento de la población mayor de 5 años aún no se ha vacunado

La Consejería de Sanidad ha actualizado hoy los niveles de alerta sanitaria tras el informe epidemiológico de la Dirección General de Salud Pública con datos consolidados a 16 de febrero.

El informe especifica la evolución de los indicadores sanitarios por COVID-19, que permite la bajada a nivel 2 de la isla de Lanzarote (donde epidemiológicamente se incluye La Graciosa), tras la mejora de sus indicadores epidemiológicos.

El resto de islas mantienen sus actuales niveles de alerta. Esto supone que Tenerife y Gran Canaria continúan en nivel de alerta 4; y La Palma, Fuerteventura, El Hierro y La Gomera siguen en nivel 3.

Lanzarote pasa a nivel 2 ante la mejora de los indicadores de impacto asistencial en los últimos 12 días, pasando la ocupación hospitalaria de nivel alto a muy bajo y manteniendo la ocupación en UCI en riesgo muy bajo. El cambio de nivel entrará en vigor a las 00.00 horas de este viernes 18 de febrero (en la noche del jueves al viernes).

La evolución de los indicadores epidemiológicos en el resto de islas, a pesar de la mejoría tanto en incidencias acumuladas como en ocupación de camas, aún presentan una situación inestable que no permite la consolidación de los mismos, por lo que no es posible el cambio de nivel. Hay que tener en cuenta que los niveles de alerta sanitaria están determinados por el Ministerio de Sanidad en base a los indicadores epidemiológicos y asistenciales que se alcanzan semanalmente.

En el conjunto de la Comunidad Autónoma, entre el día 8 y el 14 de febrero, se notificaron 5.169 casos nuevos de COVID-19, lo que supone una reducción en torno al 17% en el promedio diario de nuevos casos en relación con la semana anterior. Datos que responden al descenso del 17% de la Incidencia Acumulada (IA) a 7 días en Canarias. De un promedio semanal de 286,3 casos por 100.000 habitantes, se pasó a 237,6 casos esta semana.

Todas las islas se encuentran en nivel de riesgo muy alto en este indicador, salvo Tenerife y Lanzarote que se mantienen en nivel de riesgo alto.

En la IA a 7 días en personas de más de 65 años y en la IA a 14 días todas las islas se encuentran en riesgo muy alto, si bien en ambos indicadores se registran descensos en el conjunto del Archipiélago del 16,3% y 29,4%, respectivamente.

La Gomera es la única isla que registra un ascenso en el indicador de IA a 7 días para personas de más de 65 años, que aumenta un 66,6%.

Indicadores asistenciales

Los indicadores asistenciales presentan una evolución favorable; no obstante, el ritmo de descenso en la ocupación de camas es más lento que el que se refleja en los indicadores de incidencias. El promedio diario de camas hospitalarias convencionales ocupadas desciende un 14,5% con respecto a la semana anterior y con un 11,2% de ocupación promedio, se sitúa en riesgo alto.

El porcentaje de ocupación en Gran Canaria está en nivel de riesgo alto; en Tenerife y Fuerteventura y El Hierro en riesgo medio; Lanzarote, La Gomera y La Palma en riesgo bajo.

El número de camas UCI ocupadas mantiene la tendencia descendente, disminuyendo un 17% respecto a la evaluación anterior. El porcentaje de ocupación en el conjunto del Archipiélago es del 17,3%.

Tenerife y Gran Canaria se encuentran en nivel de riesgo alto, mientras que el resto de las islas se sitúan en circulación controlada.

Media de edad

La media de edad del total de personas hospitalizadas por COVID-19 en los últimos 30 días es de 74 años y de 66 años y medios en los ingresados en UCI, mientras que la mediana de edad de los fallecidos en los últimos 30 días es de 82 años, con un rango que abarca de los 37 a los 100 años.

El 59,8% de las personas ingresadas en unidades de críticos diagnosticadas durante los últimos 30 días no había recibido la pauta de vacunación completa, un porcentaje alto si tenemos en cuenta que sólo el 17,7 por ciento de la población mayor de 5 años aún no se ha vacunado.

Ir arriba