Policía Local de Las Palmas incorpora 5 pistolas Táser en seguridad de calle

 

Las Palmas de Gran Canaria, 1 feb (EFE).- La Policía Local de Las Palmas de Gran Canaria ha incorporado a su equipamiento cinco pistolas Táser para actuar en situaciones de riesgo extremas, con una inversión de 15.000 euros y con el objetivo de mejorar la seguridad ciudadana.

Se trata de un arma de descarga eléctrica que bloquea los movimientos del presunto agresor, lo que permite no tener que recurrir al arma de fuego y que tiene un importante elemento disuasor.

El concejal de Seguridad y Emergencias, Josué Íñiguez, ha detallado que el objetivo es «seguir dotando al cuerpo de tecnología porque implementa la eficacia en la calle».

En el caso de las pistolas Táser hay un elemento que es «fundamental y determinante» ya que sirven para garantizar la seguridad ciudadana y también de la persona que presumiblemente va a cometer la agresión porque «evitan el uso del arma de fuego».

Estas pistolas son «un arma, y como tal requiere de una licencia para su uso», ha indicado el edil, y los agentes recibirán por tanto formación de los «mejores expertos en Canarias en armamento ya que tiene capacidad de formar a agentes del cuerpo e incluso a agentes de otros cuerpos».

Cada pistola tiene dos proyectiles por intervención y una batería de 500 usos, ha detallado, y el objetivo es que haya al menos una de ellas en la calle en las unidades de Seguridad Ciudadana.

El efecto que produce esta pistola Táser es el «bloqueo de los músculos» y que el agresor «caiga al suelo» lo que permite poder reducirle con seguridad.

Las lesiones que pudiese sufrir la persona disparada no son «del Táser en sí mismo, sino en el caso, contusiones por caer al suelo» sin ningún efecto para la persona.

Respecto a la utilidad de esta arma ha recordado el caso de una persona que trató de agredir a agentes de la Policía Nacional y Policía Local con una catana y fue «el uso de estas pistolas Táser lo que hizo que no fuese necesario usar el arma de fuego y, por tanto, salvar la vida también al agresor» ya que este tipo de agresión en un espacio confinado «obligaba al uso del arma de fuego» de no haber tenido estas Táser.

En el 98% de las intervenciones, el uso de las pistolas Táser no es necesario al quedar estas como un mero elemento disuasorio porque «el arco eléctrico y el sonido que emite impresiona y lo habitual es que el agresor deponga su actitud cuando lo ven».

Ha recordado que Las Palmas de Gran Canaria es «una de las ciudades más seguras del mundo», y el agresor suele pensar que no se va a utilizar el arma de fuego lo que hace que los agentes «pierdan ese elemento disuasorio», algo que «no ocurre con el Táser».

El cuerpo se «seguirá dotando de la mejor tecnología» que como ha enumerado comenzó con chalecos a medida, las nuevas emisoras y cámaras para grabar la intervención y garantizar la seguridad jurídica de los agentes en la calle y del intervenido.

El alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, Augusto Hidalgo, ha señalado que con estas pistolas se mejora la seguridad de las personas que se encuentran en lugares de riesgo y también de los agentes.

La idea es «poder tener siempre a la Policía Local con los mejores dispositivos para poder realizar su función» que es «fundamentalmente preventiva de garantía de la seguridad de la ciudad y los ciudadanos» con «la tecnología punta para que la puedan realizar».

Además de los dispositivos, poder formar a la Policía Local de su uso supone «una garantía de seguridad para Las Palmas de Gran Canaria».

El objetivo es «poder formar al máximo número de agentes del cuerpo en el uso de esta pistolas Táser y certificarlos a todos».

La idea, ha dicho Hidalgo, es que «haya el máximo de seguridad en las calles» y ha adelantado que se va a seguir «incorporando tecnología punta para que la Policía Local de Las Palmas de Gran Canaria siga siendo una referencia como lo es hoy en Canarias y en el Estado en el uso de tecnología de seguridad».

Incorporar esta tecnología, es a juicio del regidor «necesario», por lo que la Policía Local capitalina «no podía quedar atrás» y se seguirá «trabajando en esta línea».EFE

Ir arriba