1:16 pm lunes, 24 enero 2022

Native Flashradio V3

Sanidad eleva el semáforo en 3 islas y pide que certificado sea obligatoirio

Santa Cruz de Tenerife, 16 dic (EFE).- El Gobierno de Canarias ha elevado este jueves a 3 el nivel de riesgo epidemiológico por covid 19 en las islas de Gran Canaria y Tenerife y a nivel 2 en La Palma, al tiempo que ha solicitado el aval judicial para exigir que el certificado covid en determinados negocios o actividades deje de ser voluntario para el empresario y pase a ser obligatorio.

El portavoz del Ejecutivo canario, Antonio Olivera, ha indicado que el aumento notable de casos de coronavirus, tras batirse hoy un nuevo récord diario con 1.480 contagios, preocupa al Gobierno, que ha decidido también que se suspendan las celebraciones navideñas en los centros escolares.

Especial preocupación suscita la situación de Tenerife, con 1.000 casos notificados este jueves, ha señalado el portavoz gubernamental, quien ha argumentado que tal contagios en esa isla puede deberse, entre otros motivos, a que en ella se concentran 65 de los 78 casos registrados en Canarias de la variante omicron, al parecer con un mayor nivel de transmisión.

Respecto a la obligatoriedad del certificado covid, Olivera ha explicado que será la Consejería de Sanidad la que tramite cuanto antes este requerimiento al Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) y ha recordado que los cambios de nivel entrarán en vigor este sábado a las 00:00 horas, más rápido de lo habitual hasta ahora por el «repunte tan vertiginoso».

En el documento que Sanidad envíe al TSJC se deberá «perfilar mejor» en qué ámbitos y en qué actividades se podría aplicar de forma obligatoria y, sobre todo, si como hasta ahora la aplicación de esta medida en establecimientos de hostelería conllevaría una reducción de las restricciones o no.

«Parece lógico que si se aplica de forma obligatoria no suponga mejoras en las condiciones», ha reflexionado Antonio Olivera, que además de al avance de la pandemia ha achacado esta decisión al último pronunciamiento del Tribunal Supremo favorable al pasaporte covid y a las medidas que han podido tomar otras comunidades autónomas.

En este momento, está en vigor en Canarias -y validado por el TSJC- un sistema de pasaporte covid en el que es el empresario el que decide si lo pide o no en su negocio. A cambio, obtiene como recompensa un régimen de aforos y horarios más laxo, el que corresponda al nivel de alerta inferior al vigente en su isla.

En cuanto a la capacidad asistencial, Olivera ha precisado que aunque el aumento en los contagios no ha llegado a trasladarse a una situación de presión hospitalaria alta, el Gobierno es consciente de que tarde o temprano «siempre se termina plasmando».

Para las tres islas en semáforo rojo (nivel 3), Gran Canaria, Tenerife y Fuerteventura, el Gobierno de Canaria ha decidido recomendar que no se organicen actos multitudinarios, con una advertencia añadida: aquellos que se autoricen no pasarán de 1.000 asistentes.

Sobre el avance de ómicron, ha dicho que la tendencia que se aprecia en Tenerife es similar a la observada en otras comunidades autónomas y zonas de Europa donde se han registrado casos de esta variante.

También ha aludido al incremento notable de la movilidad producido por el puente de diciembre, que propició un aumento del ocio y los encuentros masivos, y llevó a una mayor «relajación» de la población, que «lógicamente» al extenderse la vacunación tiende a ser menos prudente.

Olivera ha señalado asimismo que el virus está encontrando «mayor terreno de expansión» en aquellos grupos etarios en los que la pauta completa está menos extendida, como los menores de 12 años, pero especialmente entre las personas de 20 y 29 años, donde los contagios crecen «de forma muy relevante».

«En estos grupos de edad la pauta completa no llega a los índices de cobertura más elevados y se está notando», ha subrayado Olivera, que ha descartado que los casos importados por turistas tengan un impacto relevante en los datos de propagación del virus en las últimas semanas.

Preguntado por si, además de la suspensión de festividades navideñas en centros escolares se habían planteado suspender la actividad lectiva, el portavoz del Ejecutivo ha defendido que lo que se ha comprobado cuando se suspenden las clases es que se dan patrones de comportamiento que no favorecen el control de la pandemia y que mantenerlas ha sido un elemento que ha ayudado a contener la evolución del virus.

Respecto a la vacunación de los menores, Olivera ha avanzado que ya se han vacunado 2.112 menores en las primeras 24 horas y que hay más de 23.000 citas asignadas para este colectivo.

Por último, ha expresado que habrá un cambio respecto a otros momentos en la pandemia referido a las restricciones en el transporte público terrestre al haber evidencias científicas de que no son un foco de contagio, por lo que se podrán utilizar al 100 % en todos los niveles. EFE

Related posts