Sanidad insiste en la importancia de la vacunación frente a la covid-19 de la población infantil de 5 a 11 años

En Canarias, un total de 81.754 niños y niñas de entre 5 y 11 años han recibido la primera dosis de vacuna contra el coronavirus

Actualmente, el 52,4 por ciento de los niños y niñas de 5 a 11 años había recibido la primera dosis de la vacuna y el 40,5 por ciento ha completado su pauta vacunal

La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias insiste en la importancia de la vacunación contra la covid-19 entre la población infantil de 5 a 11 años como herramienta para modular la pandemia y reducir el riesgo de padecer cuadros graves en caso de contraer la infección por SARS-CoV-2.

En Canarias un total de 81.754 niños y niñas de entre 5 y 11 años han recibido la primera dosis, lo que supone el 52,4 por ciento de la población diana de este grupo etario, mientras que el 40,5 por ciento tiene ya la pauta completa.

Los especialistas en Pediatría destacan la importancia de que la población entre 5 y 11 años reciba la pauta completa, ante la seguridad de la vacuna y su eficacia de aproximadamente el 91 por ciento para prevenir el desarrollo de la enfermedad en menores de esa franja de edad para la que está indicada.

Por ello recomiendan que ante el inicio del curso, los niños y niñas deben vacunarse para protegerse y proteger a las personas vulnerables que puedan estar en su entorno familiar, social y educativo.

Si bien es cierto que la mayoría de los menores padecen la covid-19 de forma asintomática o con cuadros leves, algunos de ellos pueden tener síntomas persistentes. Aproximadamente el 30 por ciento de los menores hospitalizados tenían síntomas graves de esta patología. Los niños y niñas con un riesgo potencialmente mayor de covid-19 grave pueden acogerse a la vacunación como la mejor medida de prevención de la enfermedad en cuadros graves.

El objetivo de la vacunación es disminuir el riesgo de formas graves de la enfermedad, hospitalizaciones y muertes. También es una forma de prevenir el síndrome inflamatorio multisistémico (SIM) por covid-19, una respuesta inflamatoria exacerbada que se puede presentar en población pediátrica sin enfermedades de base después de haber tenido la infección por SARS-CoV-2. La vacuna frente la covid-19 puede reducir en hasta 100 veces el riesgo se sufrir síndrome hiperinflamatorio.

Las personas que han tenido una infección por coronavirus se pueden beneficiar de la vacunación, ya que se ha observado que la respuesta inmunológica en futuras exposiciones al SARS-CoV-2 es más robusta y también más amplia comparada con la que se alcanza en personas que han recibido una dosis de la vacuna o que solo han pasado la infección, y con mejor protección frente a nuevas variantes y subvariantes.

De cara al buen desarrollo del curso escolar, es fundamental que la población infantil inicien su pauta de vacunación si aún no lo han hecho o lo completen en caso de haber recibido una única dosis.

Acceso a la vacunación

Todos los niños y niñas de entre 5 y 11 años podrán solicitar cita previa para recibir la vacuna contra el coronavirus a través de la aplicación móvil o de la web de MiCitaPrevia del SCS o llamando al teléfono 012 (922 470 012 o 928 301 012).

Intervalos entre dosis

La Comisión de Salud Pública del SNS, a instancias de la Ponencia de Vacunas, dictaminó que el intervalo de administración de la segunda dosis sea a las ocho semanas desde la primera dosis.

A los niños y niñas de entre 5 y 11 años inmunodeprimidos se les administrará una dosis adicional a las ocho semanas de la segunda dosis administrada.A la población infantil de 5 a 11 años con antecedente de infección por SARS-CoV-2, independientemente de la fecha de confirmación de la infección, se le vacunará de la siguiente manera:

Si la infección ocurre antes de la administración de la vacunación, se administrará una sola dosis de vacuna a partir de las ocho semanas tras el diagnóstico de la infección, con un intervalo mínimo de cuatro semanas.

Si la infección se diagnostica después de haber administrado la primera dosis, se administrará la segunda dosis a partir de las ocho semanas tras el diagnóstico de la infección, manteniendo un intervalo mínimo de cuatro semanas.

Con la excepción de los niños y niñas de 5a 11 años con condiciones de alto riesgo y en tratamiento con inmunosupresores, que recibirán la segunda dosis a las ocho semanas de la última dosis de la primovacunación, e independientemente de si han pasado la infección.

Además, el pasado 22 de septiembre se aprobó por la Comisión de Salud Pública el documento elaborado por la Ponencia de Programa y Registro de Vacunaciones en el que se recomienda la administración de una dosis de recuerdo a los menores entre 5 y 11 años de edad con condiciones de riesgo.

Ir arriba