Torres espera haber «levantado conciencias» en la UE y recuerda que el problema de la migración no está resuelto

24/02/2021 El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, y el secretario de Estado de España Global, Manuel Muñiz ESPAÑA EUROPA ISLAS CANARIAS POLÍTICA GOBIERNO DE CANARIAS

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 1 Mar. (EUROPA PRESS TELEVISIÓN) –

El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, ha esperado haber «levantado conciencias» en la Unión Europea (UE) sobre la realidad del fenómenos migratorio en el archipiélago y ha recordado que el problema no está resuelto.

Así lo ha puesto este lunes de manifiesto tras participar de manera telemática en la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior (LIBE) del Parlamento Europeo, en la sesión titulada ‘Exchange of views on the current situation in Western Mediterranean and the Canary Islands’.

«Ha sido una comparecencia necesaria y salgo satisfecho de la misma. El problema no está resuelto pero creo que igual que hicimos en el Senado hemos levantado conciencias y hemos lanzado claro el mensaje de cuál es nuestra realidad para que se coloquen también en nuestro sitio», explicó.

Torres recordó que hace 15 años intervino ante la UE otro presidente de Canarias, Adán Martín, «con unas palabras que hoy podrían estar vigentes», ya que, insistió, «el fenómeno sigue ahí».

Sin embargo, el presidente entendió que se ha avanzado en algunas cuestiones relevantes y reseñó que por primera vez la comisaria de Interior de la Unión Europea (UE), Ylva Johansson, ha hablado de «solidaridad obligatoria».

«Y son palabras –continuó–, pero las hacemos nuestras. Solidaridad obligatoria, lo que significa responsabilidad compartida, que es lo que debe arbitrarse para el futuro pacto de asilo y migración de la UE».

MÁS DE 23.000 MIGRANTES IRREGULARES DURANTE 2020

Según datos del Gobierno de España, durante el pasado año 2020 arribaron a las islas Canarias un total de 23.023 migrantes a bordo de pateras o cayucos –el 81% hombres procedentes de Marruecos, Malí, Guinea, Costa de Marfil y Senegal–, frente a las 2.687 personas que lo hicieron el año anterior.

La mayoría de estos migrantes llegaron en los últimos meses del año, lo que conllevó el colapso de las infraestructuras de recepción mientras las autoridades nacionales y autonómicas se afanaban por construir alojamiento de emergencia, estando estas personas repartidas entre campamentos y complejos hosteleros que estaban vacíos debido a la pandemia.

Ir arriba