Una empresa noruega probará una planta desaladora flotante en Gran Canaria

 

Las Palmas de Gran Canaria, 15 feb (EFE).- La empresa noruega Ocean Oasis probará una planta desaladora flotante que se alimenta con energía de las olas en el banco de ensayos de la Plataforma Oceánica de Canarias (PLOCAN) en Taliarte, Gran Canaria.

Según ha informado este martes PLOCAN en una nota, la solución que propone Ocean Oasis permite la producción de agua dulce en aguas oceánicas utilizando una tecnología que captura la energía de las olas para llevar a cabo un proceso de desalinización y suministrar agua desalinizada a la costa mediante tuberías asentadas en el fondo marino.

El director de PLOCAN, José Joaquín Hernández, ha destacado que con una exposición directa al océano Atlántico y con la presencia de los vientos alisios, Canarias manifiesta «un importante potencial energético undimotriz, especialmente en la costa norte de las islas, con datos estimados que oscilan entre los 15-20 kW/m», ha dicho.

En esta línea, ha agregado Hernández, la actual propuesta de la Estrategia Energética de Canarias (EECan25) 2015-2025 del Gobierno de Canarias, identifica el aprovechamiento del potencial de energía undimotriz como una «gran oportunidad de explotación de los recursos naturales en beneficio de las islas».

Así, según el director de Plocan, dispositivos como el de Ocean Oasis «garantizan el aprovechamiento y la viabilidad de este recurso energético aplicándolo a soluciones reales dirigidas a abaratar el precio de producción de agua potable y la sostenibilidad medioambiental de regiones como la nuestra, con una alta dependencia de la desalación».

«La solución de Ocean Oasis permite producir agua desalada de forma sostenible, flexible y escalable, pudiendo instalar una unidad o una flota para proporcionar agua dulce a toda una ciudad, complementando a las plantas de desalinización en tierra que precisan de otras fuentes de energía», ha destacado.

El director de operaciones de Ocean Oasis, Sebastian Feimblatt, ha señalado que PLOCAN les brinda el «entorno idóneo para testear la tecnología tanto por la infraestructura, y experiencia como por la localización.

«Es fundamental para nosotros testear la tecnología en un mercado tan relevante como el de Canarias”, ha dicho Feimblatt.

Según PLOCAN, la desalación tradicional requiere grandes cantidades de energía acarreando una gran huella de carbono y un alto coste, mientras que el modelo planteado por Ocean Oasis aprovechará para la desalinización la energía de las olas, algo que a juicio de la empresa y de Plocan «trae una nueva dimensión y oportunidades adicionales para suministrar agua desalada sin emisiones y a un coste competitivo».

«La utilización de la energía de las olas en aguas profundas permite además una captación limpia de agua y la descarga de salmuera de forma sostenible, minimizando el impacto ambiental», agrega la nota.

Según Ocean Oasis, su tecnología podrá ser utilizada en las costas del mundo dónde la acción de las olas es suficiente, «destacando entre otras, Canarias, Marruecos, Sudáfrica y Australia».

«El potencial de aplicación en Canarias presenta una gran oportunidad para abastecer las islas con agua desalada y reducir el impacto ambiental y el coste», ha señalado Ocean Oasis, que establecerá una oficina y parte de sus actividades de I+D en Gran Canaria.

Ocean Oasis cuenta para este desarrollo con apoyo de capital público a través de Innovation Norway y la Comisión Europea mediante el EIC Accelerator y capital privado de inversores noruegos y europeos. EFE

Ir arriba